Heridas emocionales desde el vientre de mamá

Blog & Artículos

Al inicio de mi preparación en este tema, había encontrado información sobre las heridas de la infancia y como estas van generando a lo largo de la vida de la persona grandes traumas, problemas o situaciones pocos fáciles de llevar. Sin embargo al adentrarme más en este tema, encontré que las heridas emocionales se van formando desde el instante en que ocurre la concepción del bebé. 

Y es que estudios recientes han descubierto que las emociones de la madre durante el embarazo afectan o benefician al bebé. 

Enseguida te comparto brevemente las heridas emocionales o espirituales: 

  1. La herida del rechazo:  esta se experimenta como un tipo de aislamiento de todo y todos, a la persona le cuesta aceptarse tal como es, de manera que genera un auto rechazo, el mismo que percibirá de las personas que estén a su alrededor. No se siente merecedora de amor, aprecio, respeto o de obtener cualquier beneficio para ella misma, ya que tiende a rechazar de manera inconsciente aquello que le genere armonía, paz o felicidad. 

  1. La herida del abandono: aquí la persona siente una fuerte necesidad de estar siempre acompañada, para ella es muy difícil enfrentar la soledad, ya que se activa el recuerdo de su infancia al no haber obtenido el suficiente acompañamiento por parte de sus progenitores. La persona suele volverse dependiente de las personas que la rodean y generar relaciones amorosas bastante asfixiantes para la otra parte. Siente que debe complacer a todos antes que a ella, suele callarse lo que piensa, en general le cuesta poner límites en su vida. 

  1. La herida de la humillación:  la persona siente que constantemente es criticada y a causa de eso se limita para llevar a cabo sus sueños, ya que siente que será juzgada o burlada. Sufre de baja autoestima y constantemente se auto critica a tal grado de desaprobar todo lo que realiza, como un tipo auto sabotaje. La persona siente vergüenza, se siente indigna, con poco valor, suele autocastigarse y sacrificarse frecuentemente.

  1. La herida de la traición: esta se origina a causa de no haber tenido la protección de los progenitores cuando más necesitaba durante la infancia. Por lo que la persona tendera a sentir desconfianza por la personas que la rodean, falta de fe y con miedo a que la lastimen, lo cual provocara que este a la defensiva constantemente y en control excesivo.

  1. La herida de la injusticia: se presenta en las personas como rigidez, perfeccionismo, a causa de las exigencias de las personas que los criaron. Tienden a repetir patrones, autoexigiéndose, buscando la perfección en todos y en todo, criticando, viven con peso del deber, debo hacer esto, debo hacer aquello, sin darse oportunidad de simple ser y estar. 

Ahora, lo más importante es tomar consciencia de cuáles son las heridas emocionales que más marcadas tienes en tu vida, de ahí parte tomar la decisión de sanarlas o no. También es imprescindible que sepas que todos, todos en mayor o menor grado tenemos heridas que sanar y que este proceso es eterno, es decir, mientras vivas siempre habrá algo que trascender. 

Más, tú tienes el poder de auto sanarte y elevarte por encima de todo aquello que te lastima emocionalmente.

Te mando un fuerte abrazo lleno de luz y de amor. 

Tags :

Deja una respuesta

Blog Recientes

Ponte en contacto conmigo