Diferentes tipos de duelos

Blog & Artículos

Seguramente cuando escuchas la palabra “duelo” lo primero que piensas es en la muerte de una persona, pero la realidad es que un duelo no solo se vive con la perdida física de una persona, existen diferentes tipos de pérdidas con las cuales también se entra en un proceso de duelo. 

La palabra duelo procede de dos palabras las cuales son; pérdida + dolor =  duelo.

Esto es muy importante para tener mayor claridad y saber si estas en proceso de duelo o no, ya que cuando una persona entra en este proceso es porque perdió algo que quería, algo que apreciaba y eso le causo un dolor. 

Entonces, si te dolió perderlo si es un duelo, pero si perdiste algo y no te dolió, entonces no es duelo, posiblemente sea una ganancia. 

Ahora bien, enseguida te voy a dar algunos ejemplos de posibles duelos que quizás tú ahora mismo estes pasando por alguno de ellos:

  1. Duelo por la muerte de una persona: este es el más conocido y más apapachado por la sociedad, ya que es un duelo muy visible ante los ojos de los demás.
  2. Duelo por la pérdida de la salud: cuando una persona pierde su salud la vida le cambia por completo y no solo a ella sino a todas las personas que la acompañan en el difícil proceso de la enfermedad.   
  3. Duelo por la pérdida de un bebe no nacido: aquí tanto la madre como el padre entran en proceso de duelo directamente, más la madre puede verse mayormente afectada ya que es ella la que genera un mayor vinculo en cuanto a la gestación en su vientre. 
  4. Duelo por la pérdida del sentido de la vida: este duelo no es muy reconocido ante la sociedad todavía, pero es de suma importancia que se le dé la atención correspondiente. Aquí sucede que las personas en algún momento de su vida pierden la motivación, el entusiasmo por seguir viviendo, pueden llegar a querer quitarse la vida por no encontrar su lugar, misión o vocación. También suelen sentir una desconexión interior, sentirse perdidas, desorientadas o con un gran vacío existencial.
  5. Duelo por una mudanza o cambio de residencia: cuando por elección propia, por motivos de trabajo, por necesidad o por cualquier otro motivo, una persona cambia su lugar de residencia, en automático va a entrar en un proceso de duelo, ya que está dejando atrás parte de su vida, parte de su identidad. 

Por ejemplo: si la mudanza es a otro país, no solo deja su vivienda, también a su familia, amistades, su cultura, las costumbres, probablemente el trabajo, etc., es un gran cambio que mientras se acomode y vuelva a equilibrar su vida estará en el proceso de duelo.

  1. Duelo por la pérdida de un trabajo: si a la persona le dolió perder su trabajo, claro que entra en duelo, pero si no le dolió entonces no es duelo, quizás sea hasta una ganancia. 
  2. Duelo por un divorcio o separación: aquí las dos partes entran en duelo, la diferencia es el nivel de dolor entre una y la otra persona.  
  3. Duelo por deseos o sueños no cumplidos: aquí la persona entra en duelo por el hecho de no haber cumplido sus metas, proyectos o sueños en un tiempo específico en su vida.

Ejemplo: si la persona deseaba estudiar una carrera “x” que le apasionaba y por algún motivo no puedo o no se le permitió estudiar eso que tanto anhelaba, entonces esa persona entra en duelo, y aquí no importa el tiempo transcurrido, mientras no se trabaje en liberar todos los sentimientos reprimidos, seguirá siendo un duelo no resuelto. 

Bien, estos son algunos duelos, más quiero decirte que, tú eres la única persona que puede decidir cómo vivir el duelo, ya que este es único, intransferible y personal. Es tu dolor y mereces todo el respeto y el tiempo que necesites para volver a reequilibrar tu vida. 

Quedo a tu servicio si deseas acompañamiento durante este proceso doloroso. 

Paz y amor.

Tags :

Deja una respuesta

Blog Recientes

Ponte en contacto conmigo